Las leyes de seguro de auto varían según el estado, pero todos los estados tienen requisitos que incluyen algún tipo de seguro de auto o prueba de responsabilidad financiera. Si bien puede parecer un gasto extra, un seguro de auto protege a tu familia, a ti y a tu vehículo si tienes un accidente o si tu vehículo se daña.

Existen varios factores, incluido tu historial de manejo y de seguro, que afectan el tipo de póliza de seguro que puedes tener. Si tienes un historial de manejo sin infracciones y tuviste un seguro en el pasado, es muy probable que seas elegible para una cobertura de auto estándar. Generalmente, si has tenido un lapso en la cobertura del seguro o no tienes un buen historial de manejo, también puedes ser elegible para un seguro de auto. Este tipo de seguro se conoce como seguro de auto no estándar.

Las leyes de seguro del estado puede requerir algún nivel de estas coberturas de seguro.
Responsabilidad legal por daños corporales
El seguro de responsabilidad se aplica a daños que tú, el conductor designado o el asegurado, ocasionas a otra persona. Tu y los miembros de tu familia incluidos en la póliza también deberían estar cubiertos cuando manejan el auto de otra persona con su permiso.

Pagos médicos o protección contra daños personales (PIP)
Las leyes de seguro del estado generalmente requieren una cobertura médica que pague el tratamiento de lesiones sufridas por el conductor y los pasajeros del auto del asegurado. La PIP puede cubrir pagos médicos, salarios perdidos y el costo de servicios de reposición, que suelen ser responsabilidad de la persona que se haya lesionado en un accidente automovilístico y los costos de funeral.

Responsabilidad legal por daños a la propiedad
Esta cobertura paga los daños que tú (o quien conduzca el auto con tu autorización) puedas ocasionar a la propiedad de otros. Además del daño del vehículo, también puede incluir daños a farolas, postes telefónicos, cercos, edificios u otras estructuras que choque tu auto.

Cobertura por colisión
Puedes estar cubierto por el seguro de colisión en el caso de que tu auto se dañe por una colisión con otro vehículo u objeto, o en el caso de que el vehículo se vuelque. La cobertura de colisión también puede cubrir daños ocasionados por baches.

Cobertura aparte de colisión
Una póliza de seguro integral de auto puede puede reembolsarte por la pérdida a causa de robo o daño no generado por una colisión, como incendio, objetos caídos, terremotos, vendavales, granizo, inundaciones, vandalismo o contacto con animales.

Los estados no requieren que compres una cobertura integral o de colisión; sin embargo, si tienes un préstamo para auto, tu prestamista puede insistir en que lo tengas hasta que pagues el préstamo.

Cobertura contra conductores sin seguro y con seguro insuficiente
Esta cobertura puede rembolsarte a ti, a un familiar o a un conductor designado, si alguno es chocado por un conductor sin registro o uno que se da a la fuga.

La cobertura contra conductores con seguro insuficiente entra en juego cuando un conductor responsable de un accidente no tiene suficiente seguro para pagar su pérdida total. Esta cobertura también puede protegerte si eres atropellado como peatón